Tegucigalpa- El ex fiscal general, Edmundo Orellana denunció que en la elección del fiscal general y adjunto “hay algo raro” porque se quiere crear un blindaje para cubrir algunas irregularidades.
“No entiendo la premura por la cual quiere actuar el actual Congreso, porque no le dan más tiempo a la junta proponente, todo eso indica que quieren nombrar a alguien que los proteja de las inevitables acusaciones que van haber por las innumerables escándalos de corrupción que ha protagonizado este gobierno”, manifestó.
Señaló que se quiere crear un blindaje, “imaginémonos un chaleco antibalas”.
Manifestó que en la elección del nuevo fiscal se debe procurar no repetir los mismos errores del pasado, por lo que sugirió a la junta nominadora y al Congreso Nacional tomarse el tiempo necesario para escoger a las mejores personas que estarán al frente del Ministerio Público.
Orellana indicó que la junta proponente debe de buscar a las mejores personas que respondan al perfil que necesita el pueblo hondureño como fiscal en este momento, es por ello que necesitan tiempo para evaluar su propia vida para que se tenga un fiscal lo más cercano que se requiera.
Orellana también sugirió aplicar pruebas de confianza a la junta proponente para garantizar la nomina de aspirantes.
“Las pruebas de confianza deben ser aplicadas a la Junta Proponente y así garanticen una nomina de personas capacitas al cargo, eso también servirá para que sean aplicadas a los aspirantes a fiscal general y adjunto”, señaló.
Sostuvo que no es difícil encontrar a los mejores hombres y mujeres con capacidades para estar al frente de la Fiscalía hondureña.
A criterio de Orellana, el manoseo sectario político es lo que ha arruinado la escogencia de las autoridades del Ministerio Público.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *