Con un llamado a la conciencia de los padres de familia para que sus hijos no sufran mutilaciones y quemaduras por la explosión de cohetes, el alcalde capitalino Ricardo Alvarez lanzó hoy la campaña Cero Pólvora, mediante la cual prohíben la venta de explosivos en el Distrito Central.

En el lanzamiento estuvieron presentes el director de Fundación de Niños Quemados, Fundaniquem, la Fiscal de la Niñez, Nora Urbina, el director de Pediatría del Materno Infantil, Víctor Muñoz, autoridades de la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, funcionarios edilicios entres otros representantes de instituciones participantes.

Este es el octavo año consecutivo que la comuna emprende esta acción amparada en la ordenanza municipal que prohíbe la elaboración, comercialización y la quema de productos explosivos en Tegucigalpa, Comayagüela y aldeas de este municipio, para evitar que más niños resulten quemados y mutilados.

El alcalde Alvarez indicó que con Cero Pólvora, la alcaldía pretende que ningún niño se queme con artefactos explosivos durante las celebraciones de las fiestas navideñas y año nuevo.

Indicó que la medida puesta en vigor desde el 2006 ha dado buenos resultados porque que han reducido índices de infantes afectados por cohetes, morteros y petardos, entre otros.

“Cero Pólvora más que una lucha de una Corporación Municipal debe ser una lucha de todos por el bienestar de nuestros hijos”, expresó el edil.

Aseguró que con esta iniciativa se está protegiendo al futuro de Honduras y es necesario seguir luchando porque los niños no sean marcados de por vida con mutilaciones o quemaduras de primer nivel.

Recordó que los mejores resultados se obtuvieron en los años 2008 y 2012, con cero niños quemados por pólvora, mientras que en el 2007 se reportaron sólo tres niños quemados, en 2009 se registraron dos, en 2010 tres y 2011 se reportaron cuatro.

El funcionario consideró las penas para los que vendan este producto tipifican la multa de cinco a 60 mil lempiras para los fabricantes y comerciantes, y de mil a cinco mil lempiras para los padres de familia que lo compren para sus niños.

Vigilancia
Personal del Juzgado de policía de la Alcandía Municipal, realizada desde fuerte operativos de control en coordinación con autoridades de la Policía Nacional y el Ministerio Publico atrás vez de la Fiscalía Niñez para deducir responsabilidades legales a las personal que se encuentre comercializado productos derivados de la pólvora.

Fredy Casasola, juez de policía, advirtió a los comerciantes que incumplan la ordenanza que serán sancionados con la multa y además se procederá a cerrar el permiso de operación de su negocio, y al padre de familia que permita la quema de pólvora por parte de sus hijos, será requerido por la Fiscalía del Menor.

El presidente de Fundaniquem, Omar Mejía, expreso estar satisfecho con el trabajo que desde hace ocho años realiza la alcaldía capitalina para proteger a los niños, tanto que esta medida se está aplicando en otras ciudades grandes del país.

Recordó que antes de que la comuna capitalina emitiera esta ordenanza, había gran cantidad de menores afectados por la quema de pólvora, muchos de los cuales perdieron los dedos de las extremidades superiores y quedaron marchados para toda su vida.

Así mismo hizo un llamado de atención al nuevo gobierno municipal, para establecer un nuevo proceso de apoyo para establecer el centro nacional de quemaduras para Honduras.

Refirió que la ordenanza municipal ha venido a reducir el gasto económico por el ingreso de niños quemados, porque por cada afectado en las primeras seis horas el Estado eroga 50 mil lempiras y el manejo total significa 150 mil lempiras.

La efectividad del trabajo realizado por la comuna capitalina se refleja en los registros que maneja la Sala de Quemados del Hospital Materno Infantil, los cuales detallan que en 2003 y 2004 cuando aún no se había puesto en marcha esta acción, 277 y 240 niños, respectivamente, recibieron fuertes quemaduras.

A pesar de que la temporada navideña recién empieza, ya se registran dos menores quemados por manipulación de pólvora de manera clandestina y la defunción de un adulto, razón por la cual las autoridades reafirman su llamado a los padres de familia para evitar que estas cifras se aumenten.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *