SAN DIEGO.- Tras la muerte del último macho del rinoceronte blanco del norte en cautiverio, en Sudán, parece que la especie está destinada a desaparecer. Mientras se busca resucitar a esta subespecie mediante la inseminación artificial, la genética ofrece una respuesta más sofisticada: la clonación.

Un grupo de científicos evaluó la posibilidad de clonar al rinoceronte blanco del norte de células congeladas y determinó que son adecuadas para la clonación, publica Sputnik.

Este rayo de esperanza proviene de San Diego (EE.UU.), en donde vivieron ocho rinocerontes no relacionados entre sí. Sus células, acumuladas a lo largo de las últimas tres décadas, fueron conservadas criogénicamente, y resulta que es posible usarlas para una eventual clonación de estos animales.

Mientras continúan los estudios, una rinoceronta blanca del sur ya ha quedado embarazada por medio de inseminación artificial en el zoológico de San Diego, un éxito poco común para este procedimiento.

El objetivo final de la iniciativa a largo plazo es la recreación de un grupo de 15 rinocerontes blancos del norte para, posteriormente, protegerlos en un hábitat en África, señala The Independent.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *