Tegucigalpa.- El representante de los trabajadores José Luis Baquedano informó hoy, que en las próximas horas podrían reunirse de emergencia todas las centrales obreras, para ver qué posición tomarán luego de la aplicación del paquete de medidas fiscales, aprobado por el Congreso Nacional.

Baquedano dijo, que las Centrales Obreras “vamos a una reunión de consulta y hacer los análisis correspondientes del efecto negativo que van a tener estas medidas, porque aquí le aplicaron el ajuste a los combustibles que tiene un efecto negativo multiplicador en la microeconomía, en la macroeconomía, no digamos en la economía familiar”.

El representante obrero señaló que para la personas que tiene carro o no siempre se va ver afectado, porque esto repercute en los costos de producción de los bienes y servicios que se generan en el país, “porque los empresarios no asumen nada, todo lo trasladan al costo de producción y somos nosotros los que vamos a pagar eso”, lamentó.

Asimismo, el obrero reaccionó por el aumento que le hicieron al cemento según él de forma “inconsulta” de más de 12 lempiras. “Esto nos condena a los hondureños a no tener acceso a una vivienda digna”.

“Y ahora con las medidas de ajuste a la economía y del nuevo
-paquetazo- que viene a generar más pobreza, miseria, quiebra de microempresas que compran bienes y servicios, también compran materia prima y que serán afectados con el aumento del 3 por ciento del impuesto sobre la venta”, cuestionó.

El entrevistado sostuvo que todo eso afecta a la población, debido a las malas administraciones que no son responsabilidad de los hondureños, “porque en ese Congreso Nacional no se han emitido leyes en favor del pueblo, si no en favor de san-capital, si no en contra del bolsillo de los Hondureños”.

“Los politiqueros hablan de un modo y actúan de otro, prometen una cosa y hacen lo contrario y por hoy nos están afectando a todos los hondureños con la venia del gobierno saliente y entrante” cuestionó.

Seguidamente, Baquedano aseveró que el salario mínimo ya se diluyó, ya se lo consumió en los primeros días del mes de enero, “ porque este año será amargo para los hondureños con todas estas medidas de ajustes estructural, que al final vienen a afectar a los más pobres; los que pagamos impuestos, porque hay una evasión de impuestos y contrabando en nuestro país que el gobierno ha sido incapaz de controlar”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *