noviembre 23, 2020

El presidente Juan Orlando Hernández anunció en el arranque de la Segunda Legislatura del Congreso Nacional, que se seguirá trabajando fuerte para combatir al crimen organizado y la delincuencia, al grado que “se están redoblando esfuerzos por librar la batalla final y porque esta guerra la vamos a ganar”.

Hernández abordó el tema de seguridad y otros de interés nacional en el Pleno del Congreso Nacional donde junto al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta Pérez y el del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, participó en la inauguración del segundo periodo de legislación 2018-2021.

El titular de Casa de Gobierno igual se refirió a una serie de proyectos que remitirá al Congreso Nacional en los próximos días, entre estos, la Ley Marco de la Vivienda, la Ley para Consolidación de Deudas, la Ley para la Consolidación de Honduras 20/20 y la Ley para crear Fondos Privados de Inversión, entre otros.

Por la importancia del discurso, a continuación las palabras del presidente Hernández de manera íntegra:

Buenos días a todos y todas.

Primero que nada quiero darle gracias a Dios por esta bonita oportunidad de encontrarme aquí en esta casa del pueblo hondureño.

Un saludo especial al presidente Oliva, al presidente Argueta, a todos los diputadas y diputados, servidores públicos que están aquí. A los amigos de Honduras que también nos acompañan y al pueblo hondureño a la distancia.

Felicidades mujer hondureña, un abrazo para todas, ese abrazo especialmente a nuestras hermosas diputadas aquí presentes, y quiero de manera especial también saludar este día a Doña Rina de Oliva, a mi esposa Ana, que están aquí, y doblemente a nuestra compañera Gladis Aurora López por ser su cumpleaños y también, si me lo permiten, doblemente por ser una gran mujer a mi querida madre Doña Elvira que está cumpliendo años también.

Señor Secretario, Tomás Zambrano, quiero entregarle el informe, el resumen, y si me lo permiten comenzar hoy por decirles que en nombre del pueblo hondureño, diputados y diputadas como un servidor público, como un ciudadano también quiero felicitarles, el paso que ustedes dieron aprobando las REFORMAS ELECTORALES comprendería yo que son las primeras, es un gran mensaje.

El día de ayer marca el inicio de una nueva ruta en la vida democrática del país, por eso quiero pedirle a toda la concurrencia que le demos un fuerte aplauso al Congreso Nacional.

En este camino han ayudado muchos y muchas, y quiero mencionar algunos, quiero mencionar a Naciones Unidas, a todos los que participaron en ese diálogo auspiciado por Naciones Unidas. Sé que no fue fácil, pero no renunciaron a la tarea. También a la OEA, a la Unión Europea, a los que siempre nos han demostrado su apoyo y su amistad.

Y para agradecerles a todos los que han trabajado en estos, hondureños y extranjeros, dos personas a la distancia que están allá en la platea, a Igor Garafulic y al Embajador Kilpatrick, al embajador también de Alemania, a todos, gracias.

Estas a mi criterio entiendo yo por lo que he escuchado y lo que me cuentan los diputados y las diputadas son las primeras reformas aprobadas son trascendentales porque definen las reglas del juego para entregarle a Honduras, dentro de tres años, nuevas autoridades, alcaldes y alcaldesas, nuevos diputados y diputadas y también hombre o mujer que vaya a ser electo en las próximas elecciones como presidente o presidenta de la República que nosotros le entregaremos, espero yo, un país en mejores condiciones.

Diputados y diputadas, la lucha por recuperar la paz de Honduras no ha sido fácil. Nunca olvidemos, por favor, de dónde venimos. Hace algunos años fuimos considerados el país más violento en la faz de la tierra. Nuestras dos ciudades principales, de igual forma. Quiero que nunca olviden de dónde venimos, porque si no corremos el riesgo de volver a cometer los mismos errores y ese es un alto precio.

En este hemiciclo, en el año 2010 comenzamos en este Congreso una lucha por aprobar presupuestos, leyes, instrumentos jurídicos que fueron la base para iniciar una gran batalla, entre muchos decretos, tasa de seguridad, reforma a la Constitución para la extradición, en fin, una enorme cantidad de aportes que el Congreso hizo.

Varios de los que contribuyeron, por cierto, muy pocos, pero que están aquí todavía, yo les agradezco por su valentía. No fue fácil tomar esas decisiones.

También a partir de enero de 2014 desde la presidencia de la República lanzamos Operación Morazán I con la misión primordial de salvar vidas, golpear las estructuras criminales y arrebatarles el control del país que nos habían quitado.

En cinco años hemos roto la tendencia de crecimiento de los homicidios y hemos salvado más de 46,000 vidas y cuando digo hemos, es todo el pueblo hondureño.

La semana pasada anunciamos OPERACIÓN MORAZÁN II para someter a un enemigo sanguinario que asesina, extorsiona, un enemigo muy peligroso, tenemos que redoblar esfuerzos para librar la BATALLA FINAL, PORQUE ESTA GUERRA LA VAMOS A GANAR y para eso vamos a hacer lo que tengamos que hacer, juntos.

Con OPERACIÓN MORAZÁN II estamos concentrando nuestros esfuerzos en atacar todas las formas de violencia e inseguridad que han golpeado a la población. Especialmente con una nueva forma de medir las operaciones, sus resultados en áreas territoriales mucho más pequeñas que nos permitan ser más precisos. Priorizaremos la medición de un grupo especial de delitos por la alta incidencia, me refiero a la extorsión, secuestro, violencia doméstica, asaltos y robos, desde luego los homicidios sin descuidar los otros.

Vamos a recuperar los territorios que han estado en manos de los criminales, y no nos detendremos hasta que la paz regrese a nuestro país y nuestra gente pueda caminar tranquila por la calle y los niños jugar en las plazas públicas.

Quiero anunciar que iniciaremos la operación, la puesta en marcha de una operación especial que va a liderar una Fuerza Interagencial para seguridad en el transporte. El primer paso será en la ruta más importante de la ciudad capital.

Aumentaremos cada año entre 2,000 y 2,500 policías hasta llegar a la meta de 26,000 policías como es la métrica mundial.

Vamos a desplazar las fuerzas militares y las fuerzas policiales especiales y de igual manera la Policía Militar a zonas sensitivas para que sometamos a los delincuentes más peligrosos.

LLEVAREMOS A HONDURAS A NIVELES DE SEGURIDAD DE LOS PAíSES DEL PRIMER MUNDO, eso es lo que nos merecemos los hondureños.

Seguiremos trabajando en la creación de oportunidades, empleos. En el 2018 nuestra economía creció a 3.6%. No fue suficiente, pero fue Honduras el país de mejor crecimiento en la región.

HONDURAS TENDRÁ LAS MEJORES CARRETERAS, AEROPUERTOS Y PUERTOS DE LA REGIÓN. Para eso invertiremos más de 23,000 millones de lempiras en infraestructura vial y productiva durante los próximos tres años.

Esto va a generar una enorme cantidad de empleos, una enorme cantidad de oportunidades, y sobre todo, un andamiaje pata que el país despegue.

En esto quiero detenerme para agradecerles diputados porque ustedes apoyaron la iniciativa que envié para crear el fideicomiso de carreteras que nos va a permitir llevar el desarrollo a todo el país.

Igual también va incluida en esta operación que no se nos quede una tan sola cabecera municipal por pequeña que sea sin un acceso digno como debe ser para que nuestros pueblos despeguen.

También con esta operación vamos a iniciar la construcción en alianza con varios municipios de los más poblados del país la construcción de 20 mercados de abasto que van a permitir acercar el campo a la mesa, lograr una canasta básica de alimentos frescos, saludables a un buen precio, evitando la intermediación.

En vivienda, los últimos cinco años hemos construido 25,698 viviendas para igual número de familias, ¿qué ha significado eso? Haber tomado la vivienda en menos 14, aumentar a 22% y como muy pocas veces un crecimiento acelerado de la industria de la construcción, generando grandes oportunidades de empleo.

Miles de familias que han vivido alquilando, otros los más pobres, los más humildes viviendo en casas de cartón, con pisos de tierra, muchas veces sin letrina, sin baño, viviendo como no debe de vivir un ser humano. Hoy por primera vez tienen su casita, algunos nueva y otros en condiciones que jamás lo habían visto, gracias al apoyo del pueblo hondureño, eso se llama dignidad del ser humano que debe ser uno de los postulados que nunca debe de olvidar nuestra generación.

Tenemos mucho por hacer y por eso hoy diputados quiero pedirles con respeto, encarecidamente, ayúdennos apoyando la iniciativa que ya les enviamos y entiendo que ya han avanzado con los diferentes sectores de la sociedad y que es la LEY MARCO DEL SECTOR VIVIENDA. Esa ley nos va a permitir atender la necesidad urgente de la población para que los hondureños puedan cumplir EL SUEÑO DE SER DUEÑOS, DE SU PROPIA CASA. Eso le va a dar certidumbre a la industria.

Seguiremos impulsando el financiamiento, la promoción del sector turismo, seguiremos con la creación de distritos turísticos siempre de la mano del sector privado para levantar una industria que en el país tiene un tremendo potencial, la industria sin chimeneas, es la industria del turismo. Nosotros gracias al Señor tenemos un extraordinario potencial y tenemos que unirnos todos para sacarle el mejor provecho. Más empleos y más oportunidades en el área del turismo.

También compañeros diputados y diputadas estaré remitiendo al Congreso un proyecto de Ley para Consolidar las Deudas. Nuestros trabajadores, sea en el sector público o privado, muchos ciudadanos, miles, están altamente endeudados. Si logramos crear ese mecanismo de tirar a más largo plazo esas deudas que son intereses altísimos, que le comen la mayor parte del salario mensual, quincenal o semanal al empleado, lograríamos una tasa mucho más baja de intereses y un tremendo alivio en el día a día, pero eso nos va a permitir un gran respiro para ellos.

Y muchos de estos ciudadanos hondureños van a tener acceso al financiamiento después para obtener su vivienda. Es triste ver que a veces les salen 100 lempiras, 500 al mes, ayúdennos, dennos ese decreto para que los hondureños consoliden su deuda y ya verán un tremendo respiro en la economía nacional.

Pronto también vamos a enviar una iniciativa para consolidar el esquema del Honduras 20/20, junto al Consejo Nacional de Inversiones y ProHonduras para que junto al sector privado repotenciemos lo que hemos venido haciendo en materia de inversiones y desarrollo económico en el país.

También le estamos apostando al acceso al crédito, principalmente en el sector de los más vulnerables que quieren salir adelante. Gracias al apoyo que nos dieron ustedes ahora vamos a invertir 2,500 millones de lempiras por año para atender con crédito a la micro y pequeña empresa.

Y quiero decirles diputados y diputadas, pueblo hondureño, ese no es un tema menor, miren la dimensión del problema, la micro y pequeña empresa producen el 70% de los empleos en este país, y saben cuánto recibe de todo el pastel de los créditos de los bancos, apenas el 3%. Eso no puede ser, esa es de las más grandes desigualdades que tenemos que revertir. Los que más empleos generan son los que menos acceso al crédito tienen.

Lo que estamos haciendo ahora es el primer paso, vendrán otros más y yo les pido que mantengamos en la agenda Ejecutivo, Legislativo, municipalidades, sector privado a la micro y pequeña empresa, allí tenemos un gran potencial los hondureños.

También en esa ruta de crecimiento económico quiero pedirles el apoyo para el Marco Jurídico que nos permita crear los fondos privados de inversión. Eso va a permitir dinamizar las inversiones en los grandes proyectos que el país necesita.

Uno de los grandes temas que podemos solventar con el apoyo de este nuevo Marco Jurídico es la construcción del nuevo sistema eléctrico que el país se merece. Pero además se ocupa algo adicional, y quiero decirlo hoy de manera franca y clara frente a todos ustedes: ocupamos el concurso de todos los que son parte del sistema eléctrico. Por eso hoy de manera pública, con la voz clara frente a todos ustedes diputados les pido a los generadores de energía del país que hagan su aporte.

Quiero pedir también a la banca privada que haga su aporte, a los bancos multilaterales también quienes han dicho que están abordo. Nosotros el sector público y desde luego el sector privado juntos vamos a solventar ese problema de grandes dimensiones. El país se merece un sistema eléctrico justo, competitivo.

De igual manera el decreto que ya tienen ustedes aquí para la reestructuración administrativa, la reformulación presupuestaria de dos secretarías de Estado que son vitales para atender a la gente: la de Salud y Educación.

De igual manera estaremos enviando para su último paso el respaldo de ustedes será necesario para el nuevo sistema de dispensación de medicamentos, que en ningún centro asistencial haga falta medicamentos y que los tengamos de manera transparente y con trazabilidad, de eso se trata. Ayúdennos en esa ruta.

Sé que como generación le vamos a entregar al país un nuevo sistema de salud y educación, no me queda la menor duda.

Seguiremos también con el programa masivo de apoyo a los más necesitados de Honduras, para que nuestra gente más pobre y humilde viva con dignidad, como debe vivir todo ser humano.

Con Vida Mejor ya hemos atendido, por lo menos con una intervención, a más de tres millones de hondureños y en este 2019 no vamos a descansar hasta apoyar a 600 mil hondureños más.

Pueblo hondureño, diputados y diputadas, todo buen hondureño que ama a su país, hace su parte por ver a Honduras progresar, por ver a su pueblo en mejor condición.

Cuanta razón tenía mi padre cuando me decía: “Hijo, hablando se entiende la gente; hablando se entiende la gente” y ustedes han mandado un mensaje muy poderoso en estos días.

Por eso me llena de esperanza lo que ustedes hicieron ayer, al aprobar las primeras reformas electorales.

Hay que entender que cada uno de nosotros tiene sus propias individualidades, si por eso muchos nos agrupamos en diferentes partidos, otros somos de una iglesia, de la otra, otros son más colochitos, otros somos pelo parado, somos diferentes, el talento está en escucharnos, en ponernos de acuerdo y en entender y podemos tener posiciones diferentes pero que somos hermanos hondureños, eso nunca olvidemos.

Me despido diciéndoles SOY JUAN ORLANDO HERNANDEZ…… soy amigo de cada uno de ustedes y su servidor, estoy para serviles como ciudadano, como hondureño y estoy para trabajar junto con ustedes, tómenme la palabra…Muchas gracias, un abrazo para todos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *