A partir del 01 de julio del presente año en Honduras entró en vigencia el Convenio de la Haya de 1993 Relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en Materia de Adopción Internacional, gestión realizada por la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) con el propósito de crear un marco jurídico internacional para regular las adopciones internacionales y la protección de los niños, niñas y de las familias antes y durante el proceso de adopción.

El Convenio reconoce que, para el niño, crecer dentro de una familia es fundamental y esencial para su desarrollo y su salud. Reconoce también que la adopción internacional puede presentar la ventaja de dar una familia permanente a un niño que no puede encontrar una familia adecuada en su país de origen.

Al prever procedimientos claros y prohibir beneficios materiales indebidos, el Convenio ofrece a las partes en la adopción, incluidos los futuros padres adoptivos, una mayor seguridad, previsibilidad y transparencia; por lo que establece que los procesos de adopciones únicamente pueden ser tramitados por las autoridades competentes y estas son autoridades centrales, autoridades públicas, incluidas judiciales y administrativas, y los organismos acreditados.

El Convenio instaura además un sistema de cooperación entre las autoridades del país de origen y de recepción, de manera que las adopciones internacionales certificadas conforme al mismo, son reconocidas de pleno derecho en los demás Estados contratantes.
Este convenio, ofrece garantías destinadas a prevenir la sustracción, la venta y el tráfico de niños y niñas adoptables y define normas internacionales para asegurar procedimientos seguros para los niños que no pueden colocarse en una familia en el Estado de origen.

Con este documento de adopciones se logra alcanzar la suscripción de cuatro convenios como ser sobre los aspectos Civiles de Sustracción Internacional de Menores, sobre el Cobro de alimentos para los niños y otros miembros de la familia, relativo a la Competencia, la ley aplicable, el reconocimiento, la ejecución y la cooperación en materia de responsabilidad parental y de medidas de protección de los niños

., esfuerzos que se traducen en el compromiso del Estado de Honduras a través de la DINAF de integrarse a los mecanismos y lineamientos internacionales que garanticen seguridad para la niñez.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *