El Congreso Nacional aprobó la Ley de Vacuna Gratuita para todos contra el Covid-19, que tiene como finalidad acelerar el proceso de adquisición de la vacuna y contrarrestar el impacto y las secuelas que ha dejado este virus a nivel nacional y se ponen a disposición no solo los fondos fijos, sino también todos los recursos para adquirirla en el menor tiempo posible.

De esta manera, se autoriza al Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Salud (SESAL) a adquirir a través del fondo rotatorio de vacunas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de mecanismos ya establecidos, y así también queda facultada para adquirir de forma directa, sin intermediarios y sin sujeción a las disposiciones establecidas en la Ley de Contratación del Estado, a realizar las gestiones oportunas y pertinentes para las adquisición de las vacunas contra el virus SAR COV-2 que produce la enfermedad COVID-19, así como toda la cadena logística, dispensaria y de suministros necesaria para la aplicación de dicha vacuna.

En dichos procesos deberá darse prioridad a la disponibilidad inmediata de la vacuna en el menor tiempo posible y su disponibilidad en cantidad suficiente para toda la población, e incorporar al Esquema Nacional de Vacunación a través del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI).

El decreto también autoriza al IHSS para que proceda de forma directa, sin intermediarios y sin sujeción a las normas establecidas en la Ley de Contratación del Estado, a realizar las acciones y gestiones pertinentes para la adquisición de vacunas contra el virus SARS-COV-2 que produce la enfermedad COVID-19, para la cobertura y atención de los afiliados del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y del pueblo hondureño.

En todo caso, cualquiera de las Instituciones Públicas que adquieran vacunas contra el COVID-19 deben garantizar que las primeras dosis serán para la atención de los trabajadores de la salud sean privados o públicos de conformidad con lo establecido en los lineamientos de vacunación emitidos por la Secretaría de Salud.

Se autoriza a la Secretaría de Salud (SESAL) y al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en el marco de la pandemia, a suscribir un convenio de cooperación que permita la ampliación y pronta cobertura de vacunación, de familiares de asegurados y otros grupos poblacionales específicos, de acuerdo con los lineamientos contemplados en el Plan Nacional de Introducción de la Vacuna COVID-19 emitido por la Secretaría de Salud (SESAL)”.

La adquisición de las vacunas contra el virus SAR-COV-2 que produce la enfermedad COVID-19 se realizará en forma transparente, y para lo cual se contará con el acompañamiento y supervisión del Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

Las empresas farmacéuticas y/o las personas jurídicas públicas proveedoras de vacunas, que contrate el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) o el Poder Ejecutivo para la adquisición de las vacunas contra la COVID-19, deben contar con una autorización de uso de Emergencia emitida por la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA), garantizando la regulación sanitaria basados en evidencia científica.

Related Posts

  1. Esperemos que se cumpla y al igual que otros países centroamericanos, la vacuna comience a ser distribuida y aplicada a los hondureños, pues han sido muchos los compatriotas entre ellos una gran cantidad de miembros del personal de limpieza y salud los que han sido víctimas de este virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *