Tegucigalpa – Un grupo de conductores del transporte conocido como “rapidito”, anunciaron una protesta este lunes frente a la Casa Presidencial para exigir al gobierno se les otorgue un permiso de operaciones.

Los transportistas exigen que sean incluidos en las reformas a la Ley de Transporte, cuya discusión fue suspendida en el Congreso Nacional, ante el reclamo del presidente Porfirio Lobo quien dijo desconocer en qué consiste esa normativa.
Los conductores del servicio de rapiditos realizaron una serie de protestas la semana pasada en el centro de la capital hondureña, exactamente en los alrededores de la sede del Congreso Nacional.

El dirigente de los rapiditos, Pompilio Coello, aseguró que tienen entre 10 y 15 años de estar cubriendo las rutas donde los usuarios los prefieren a ellos.

En ese sentido, pidió mayor comprensión al presidente Porfirio Lobo para que envíen al Congreso Nacional una verdadera reforma a la Ley del Transporte para que sean incluidos y no ser objeto de sanciones graves por parte del Estado.

“Nosotros sólo queremos trabajar y operar legalmente y así no tener problemas y estar exponiendo a las personas que utilizan el servicio”, señaló.

La movilización de los “rapiditos” está programada para las 9:00 de la mañana y esperan que el gobernante pueda recibir una comisión para dar una respuesta a ese rubro.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *