Tegucigalpa. Con el objetivo que los funcionarios públicos de la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), reconozcan los derechos humanos como una herramienta de apoyo en su desempeño laboral y personal, e identifiquen conocimientos y herramientas para la prevención del acoso sexual y laboral, se inauguró este día el curso de derechos humanos y prevención de la discriminación, con énfasis en violencia de género (acoso sexual y acoso laboral).

Durante la inauguración, la Ministra por Ley de la SEDH, Jackeline Anchecta, expresó que, ¨este curso es una herramienta para que todas y todos los colaboradores de la SEDH podamos desarrollar nuestro trabajo de la mejor manera, y que los DDHH se conviertan en parte fundamental del quehacer de nuestras funciones. Estamos llamados a tener ese rol de responsabilidad e identidad con la institución¨.

Por su parte la Viceministra de protección de la SEDH, Rosa Seaman, compartió que los funcionarios que integran la SEDH deben estar identificados y trabajar por la promoción y protección de los derechos humanos, y que el curso será de beneficio para todas y todos los que representan a la institución.

Asimismo, el jefe de la Subgerencia de Recursos Humanos de la SEDH, Andrés Martínez, incentivó a los colaboradores para dar el mayor de los esfuerzos y aprovechen este importante curso. ¨Debemos conocer la institución, quienes somos y hacia dónde vamos, por ello el 100 por ciento del personal se capacitará y recibirá este curso¨, apuntó.

El curso es coordinado por la Subgerencia de Recursos Humanos, la Dirección de Educación y Cultura de Paz, y la Dirección de Conflictividad Social.

Related Posts

  1. Norma Ayestas says:

    Que bueno que se preocupen por promover el rechazo hacia el acoso sexual, brindando apoyo eficaz a los derechos humanos sea laboral o personal ya que; últimamente se ha normalizado “lo de si yo te hago un favor, tenes que pagarme con un favor” es una frase con doble sentido para aquellos acosadores que quieren aprovecharse.

  2. Isabela García says:

    Tratándose de Honduras, uno de los países más peligrosos para ser mujer, estas acciones son más que necesarias. Esta podrida socieda y cultura “nuestra” suele normalizar estas conductistas machistas, e incluso aplaudirlas. Aquí hay que hacer entender a la gente, de una buena vez, que la vida privada de una mujer no es asunto de nadie salvo ella. Y que si sufre acoso, y es violada, no es culpa suya. Nadie tiene derecho a tocar su cuerpo sin su consentimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *