San Pedro Sula, 1 de agosto. “Mi bebé me pedía comida y por dos días lo único que le pude dar es un ‘no hay’”, relató Elvin Mejía Valle, de 30 años de edad, originario de Copán Ruinas (Copán), uno de los 31 hondureños (entre adultos y niños) que recientemente regresaron al país con los sueños destrozados luego de migrar irregularmente con la esperanza de que sus bebés serían el pase para entrar a Estados Unidos.

El copaneco, que cargaba únicamente su ropa y su bebé de dos años de edad, expresó que en esta ruta migratoria se aguanta mucha hambre, no se prueba bocado hasta por dos días seguidos y se tiene que viajar en camiones, uno sobre otro, sin poder moverse y con un calor infernal, hasta por 13 horas consecutivas.

“A mí me dijeron que si llevaba mi hija pasaba fácil, pero es mentira, está difícil, no pasa nadie”, advirtió el hondureño en la sala de espera del Centro de Atención al Migrante Retornado Belén, ubicado en San Pedro Sula, donde poco después de ser retornado de Estados Unidos contó la pesadilla que le tocó vivir en el trayecto hacia ese país.

Lo más duro

Mejía Valle subrayó que lo más duro que le tocó sufrir es que su bebé le pedía comida y “por dos días lo único que le pude dar es un ‘no hay’”.

“Eso no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo”, enfatizó mientras tenía a su hija en brazos y con ojos de arrepentimiento contaba todo lo ocurrido.

“Cuando uno cae en manos de las autoridades del norte, no le dicen nada; cuando menos acuerda lo montan en un avión y ya está en su país. Este es un camino horrible porque los niños sufren demasiado”, advirtió Mejía Valle.

Elvin dijo que “yo les comunico a los compatriotas que están pensando en irse del país con un niño en brazos, como yo: no lo hagan, no se vayan. Los bebés sufren por el frío y nadie da ropa, con la ropita que andan se están hasta 10 días”.

Honduras es el mejor país

El compatriota, mientras recibía su alimentación, ropa limpia y ayuda médica, sicológica y económica en el centro Belén, reflexionó: “Ahora que salí del país por esta vía y me ha tocado retornar de esta manera, me doy cuenta de que Honduras es el mejor país del mundo”.

“Las autoridades me han tratado bien, con respeto y me han dado lo que les he pedido. No tengo queja alguna”, indicó.

“Ahora que ya estamos aquí esperamos optar a algún programa presidencial de ayuda para que nos eche la mano”, añadió con cara de optimismo y con la fe de que este será un nuevo comienzo para su vida y su familia.

Otra dura experiencia

Emily Paguada, de 23 años y procedente de Patuca (Olancho), salió con su hijo Josué Rodríguez (4) hacia Estados Unidos y relató que también vivió la dura experiencia que enfrenta una madre al emprender este camino con un menor de edad.

“En mi caso, este viaje inició el 11 de julio. Fue cuando decidimos salir del país y estuvimos dos semanas en esta ruta migratoria a Estados Unidos y, la verdad, fue muy difícil porque desde que inicia se aguanta hambre y sueño por veces, hasta cuatro días seguidos”, comentó Paguada.

“Yo llegué hasta el río frontera entre México y Estados Unidos. Luego de eso Migración nos detuvo y allí estuvimos cinco días con la esperanza siempre de que nos iban a llevar a Texas, el estado adonde íbamos nosotros, pero no. De repente nos sacaron y nos reunieron a todos, luego a un bus y finalmente en un avión donde dijeron que veníamos para Honduras”, añadió la compatriota.

Irse con un niño no asegura nada

Paguada puntualizó que irse con un niño no asegura nada: “Yo tenía la esperanza de que al irme con mi hijo para Estados Unidos me dejarían pasar, porque así me lo habían contado, pero no fue así”

“Lo más duro que me tocó vivir es cuando mi hijo me decía que quería volver a su casa porque tenía mucha hambre. Las autoridades hondureñas se han portado muy bien en este centro. La verdad, no me quejo, nos han hecho sentir muy bien”, concluyó la madre retornada

Related Posts

  1. Francis Juanez says:

    Es lo que pasa en la mayoría de casos cuando emigran es una de las mayores consecuencias llevar niños que van a sufrir en el trayecto y a pasar días de hambre y esto que en otros casos viven otros horrores y hay niños que hasta se pierden o van a dar a lugares donde hay carteles que trafican con ellos.

  2. Kimberly Barahona says:

    Que horrible, esta es la difícil situación por la que pasan muchas familias en el viaje a las EE.UU, en lo personal pienso que es bien difícil la situación que estamos pasando, pero hay que tener fe en Dios que saldremos de esto.

  3. KARLA MELISA VELASQUEZ DUARTE says:

    Que triste ver este tipo de noticias, pero lamentablemente en nuestro País es muy común que los hondureños migren por que no viven en buenas condiciones, no tienen trabajo y circunstancias que los obligan a tomar este tipo de decisiones. La mayoría de los que se va regresan porque no consiguen pasar, solo van a probar de todos lo que se sufren, corriendo muchísimos riesgos en especial los que se van con sus hijos, como se ve en esta noticia, que así como ellos han muchos que intentar irse con sus hijos, adultos mayores, que triste la verdad que nuestros hermanos hondureños tengan que pasar por todo esto, por falta de oportunidades en el país, buscan emigrar por que piensan que les ira mejor y muchos si corren con la suerte, pero la mayoría como dije anteriormente no, solo les toca ir a sufrir y regresan sin nada tal y como se fueron, otros lamentablemente pierden la vida, pero las dura situación que viven los inclina a tomar la decisión de irse parar darle un mejor futuro a su familia, pero no todos tienen la misma suerte.

  4. Angelly Zambrano says:

    Da una gran nostalgia leer esto, gracias a las autoridades hondureñas, las personas tiene que salir de sus casas a buscar una vida mejor ya que aquí no hay empelo, aquí solo hay pobreza y mas pobreza.
    Es lamentable arriesgar la vida de estos seres inocentes que no tienen la culpa de nada y van por esos caminos tan duros aguantando hambre, frio e incluso sus vidas.

  5. Carlos Daniel Espinal Ucles says:

    Indiferente mente de la situación en la que se viva no se puede poner en riesgo la vida de un hijo; yo se que en la desesperación es difícil pensar con claridad, pero esto es el peor error que uno puede cometer, someter la integridad de un hijo y más si es un bebé. Como sea así sea pidiendo dinero se puede hacer algo para darle de comer a los hijos. Es horrible pensar el sufrimiento que pasó esa pobre bebé aguantando hambre por dos días! y todo por la negligencia del padre ya la de todos aquellos que se dejan lavar la mente y llevan a exponer a sus hijos; vivimos en un mundo sin piedad y eso es lo primero que se debe de pensar antes de arriesgar la salud y el bienestar de un bebé.

  6. Es difícil la situación que actualmente a traviesa muchas familias, y creo que influye la indiferencia y el poco interés que el gobierno tiene por este tipo de personas, debería crear fuentes de ingresos, emplos, para que las familias puedan salir adelante en estas situaciones que cada día se complican más por no poner interés en el asunto.

  7. Rossemery Rosales says:

    Que triste me sentí al leer esto, todo lo que tienen que pasar tantas personas a diario por culpa de un gobierno tan inepto, lo peor es que sufren hasta los pequeñitos que no entienden lo que está pasando.

  8. Mónica Reyes says:

    Es tan doloroso ver estas historias que dejan marcadas los corazones de nuestros patriotas y todo por tener una vida digna, salir a delante y poder tener eso que anhelan, muchos han perdido la vida, secuestrados, violados o siendo trata de personas, me parece tan injusto que las autoridades se preocupe y se interese cuando ya han pasado por este horror y lo mas cruel que solo lo hagan los primeros meses, aquí hacen tantos programas que solo algunos ayudan y no a todos que también lo necesitan.

  9. PAMELA CARTAGENA says:

    Es crítica la situación económica que en Honduras se vive, es la única opción
    que encuentran las personas, emigrar para poderle dar lo mejora sus hijos,
    solo queda desearles bien y que Dios les acompañe, en ese camino tan peligroso
    como sufren las criaturas que los llevan a ese camino tan peligroso.

  10. Dora Fiallos says:

    Lamentablemente en nuestro país no se encuentra empleo, y las personas emigran a otro país, asímismo se llevan a sus hijos y corren muchos riesgos por tomar esa decisión.

  11. Suyapa Rubio says:

    Da pesar todo lo que deben atravesar estas personas debido a la falta de oportunidades en nuestro paìs y a su vez a la mala toma de decisiones por lanfalta de educación, ya que en Honduras es cara hasta la educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *