noviembre 28, 2020

Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, líder de Los Caballeros Templarios, y uno de los delincuentes considerados objetivos prioritarios del gobierno mexicano, fue capturado por efectivos de la Policía Federal en la madrugada de este viernes.

Según las primeras informaciones, “La Tuta” fue detenido en una casa de Morelia, Michoacán, sin que se realizara un sólo tiro. La Procuraduría mexicana ofrecía una recompensa de u$u2.000.000 por datos que condujeran a su captura.

De acuerdo con lo que publica Milenio, el miércoles pasado se reportaron una serie de operativos en la zona limítrofe de los municipios de Arteaga, de donde es originario; y Tumbiscatío, Michoacán, donde fueron detenidas personas ligadas a “La Tuta”, lo que habría derivado en su aprehensión.

Gómez fue capturado en un “trabajo de inteligencia de la policía federal de varios meses sin realizar disparo alguno”, dijo la fuente de la Comisión Nacional de Seguridad, que avanzó que en las próximas horas se ofrecerá una rueda de prensa sobre la detención.

Era el principal objetivo de la campaña de Peña Nieto para recuperar el control de Michoacán, un estado occidental sacudido por la violencia y enfrentamientos entre Los Caballeros Templarios y funcionarios de seguridad fuertemente armados.

En septiembre, las autoridades mexicanas confiscaron diversas propiedades a Servando Gómez Martínez; entre estas, un centro de reuniones, un hotel y una gasolinera.

El procurador del estado de Michoacán, José Martín Godoy Castro, precisó que el centro de reuniones es una bodega ubicada en el cruce de las calles Cuauhtémoc y Benito Juárez, en el municipio de Tumbiscatío.

Este lugar era utilizado por “La Tuta” para reunirse con alcaldes, empresarios, políticos, personajes públicos y hasta con reporteros, a quienes daba instrucciones para que apoyen a su organización criminal.

La bodega simulaba ser un negocio de lavado de vehículos abandonado, que las autoridades comprobaron que “La Tuta” utilizaba para realizar videos y fotografías a diversas personas con las que se reunía.

Era el principal objetivo de la campaña de Peña Nieto para recuperar el control de Michoacán

A unos metros de la bodega, sobre la calle Benito Juárez, las autoridades confiscaron un hotel denominado Lupita, el cual servía para hospedar a operadores y grupos de sicarios de “La Tuta”, indicó el fiscal.

Autoridades comprobaron que este hotel fue utilizado el año pasado para una entrevista que realizó a “La Tuta” un canal de televisión de Estados Unidos especializado en noticias.

El tercer inmueble confiscado fue una estación de gasolina que se ubica en la carretera entre Tumbiscatío y el municipio de Arteaga, de donde es originario “La Tuta”. Según la datos de la Fiscalía, la posesión de esta gasolinera fue resultado de un despojo que hizo “La Tuta” a un político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto.

A estos decomisos contra el grupo de Los Caballeros Templarios que comandaba “La Tuta” se suma la clausura de una veintena de bares, discotecas y centros nocturnos de los municipios de Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas, los cuales eran utilizados para el lavado de dinero.

El Gobierno incautó, a principios de 2014, diversas minas de mineral de hierro que eran explotadas por órdenes de “La Tuta” para su exportación ilegal a países de Asia.

Los Caballeros Templarios es una organización criminal que nació en diciembre de 2010 como escisión de La Familia Michoacana y está acusada de la producción y tráfico de drogas sintéticas y naturales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *