Con un agradecimiento a su padre, Juan Orlando Hernández, comenzó su primer discurso como presidente de la nación y se dirigió a todo el pueblo hondureño reconociendo el apoyo brindado.

De igual manera reiteró su gratitud al pueblo hondureño por “depositar su confianza y su fe en la democracia”.

“A este pueblo me debo, por su mandato claro y sagrado, porque la voz del pueblo es la voz de Dios, gracias a mi partido, el gran Partido Nacional de Honduras” expresó.

Reconoció la labor de los líderes nacionalistas durante su campaña política, asimismo dio las gracias a presidentes, mandatarios y representantes de los países que se hicieron presentes a la ceremonia.

Dentro del discurso, el nuevo mandatario hizo alusión al poeta hondureño Froylán Turcios, declamó la Oración del hondureño, seguido de su promesa de informar al pueblo, sobre cualquier acción que se tome en favor de las mayorías.

Recordó que durante su campaña prometió que recuperaría la tranquilidad y la paz del pueblo mediante la frase popular “voy hacer lo que tenga que hacer”, y aclaró que todo se hará dentro de la ley.

Además expuso los distintos proyectos destinados para su mandato entre los cuales están, el combate al impuesto de guerra, la Policía Militar, el comienzo de operaciones de la Fuerza Tigres.

“Quiero ser claro, a los delincuentes se les acabó la fiesta y ¿Quién dijo miedo?, vamos de frente a salvar la dignidad del pueblo hondureño” recalcó.

Expuso tres puntos fundamentales, como el tratamiento de los derechos humanos en cuanto a los delincuentes y víctimas de la violencia, la garantía del Estado de Honduras hacia la población en materia de justicia y el problema que se vive en materia de seguridad haciendo énfasis en el tema del narcotráfico.

“Siento que debemos, que necesitamos enfocarnos más en la incidencia que tiene el tráfico de la droga, el crimen organizado, el lavado de activos y la inseguridad y en el delito siete de cada diez homicidios, están vinculados con la droga, personalmente tengo claro, que cualquier política que establezca Honduras, para combatir la inseguridad tiene como eje fundamental el combate a la droga, cero tolerancia y punto” dijo.

Después de expresar su punto de vista sobre la pobreza, educación, la situación de los migrantes, desempleo, invitó al país a asumir un compromiso para resolver la corrupción.

“Ahora soy el nuevo presidente de Honduras, viva el futuro, viva Honduras y a trabajar” fueron las palabras finales del nuevo presidente.

Por: Ledeny Zepeda

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *