Tegucigalpa. El médico internista, Omar Videa, expuso hoy que la clave para mantener bajos casos de COVID-19 ante la reactivación económica, dependerá del actuar responsable de la población.

 

“Principalmente en el Distrito Central donde hemos visto de jueves a jueves, con el cierre de semana, que ha habido una reducción marcada y se ha sostenido las últimas cinco semanas, no así en el departamento de Cortés donde hemos visto que ha sido muy oscilante, hay semana donde desciende el 10%, hay semana que aumenta un 20%”, dijo. 

Sin embargo, consideró que en ambas ciudades que han concentrado más del 65% de todos los casos, están mostrando que las personas están llegando menos a una condición de categoría moderada y grave de la enfermedad. 

“Entonces, ¿qué estamos viendo?, probablemente es que hayan muchas personas en condición leve y ¿de qué depende que no se llegue a una siguiente fase?; número uno, es la identificación temprana de la enfermedad y vemos cómo las personas llegan más temprano a buscar atención médica”, manifestó. 

Sumó que “sí ha habido una reducción de los casos moderados y graves pero esto se va mantener en la medida que la población vaya teniendo responsabilidad en su actuar considerando que se van incrementando los procesos de reinserción (laboral); va a depender mucho de cómo se haga la contención”. 

“En la medida que tengamos mayor grado de exposición y el principal ente de contagio es el ser humano, entre más personas nos estamos moviendo lógicamente se va incrementar el número de casos”, apuntó. 

En ese orden, el galeno resaltó que “es por ello, que vamos a cumplir tres semanas de la reapertura y hemos visto que no se dieron los casos que se esperaban, o sea, aunque no existieran pruebas en los centros de triajes que habían estado abarrotados, en los últimos días ha disminuido la afluencia”.

Ante este situación, el experto pidió a la población no bajar la guardia por la reducción de casos porque esto podría causar un rebrote de la enfermedad que ha afectado a 54,511 hondureños; de los cuales, 8,532 se han recuperado y 1,654 fallecidos, según el último reporte del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) del 23 de agosto. 

“Lo que preocupa es que nuestra población con estos comentarios que son parte de un análisis se vaya a confiar y se de un posible rebrote“, advirtió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *