Tegucigalpa. La jefa del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Ida Berenice Molina, manifestó este día que Honduras recibirá el primer lote de vacunas contra la COVID-19 a inicios de marzo de 2021.

No obstante, la funcionaria manifestó que en “Honduras el Esquema Nacional de Vacunación posee 20 vacunas que se aplican a la población en general a lo largo del curso de vida, vacunamos recién nacidos, niños menores de un año, de 1-4 años, adolescentes de 11, jóvenes de 21, embarazadas ,adultos mayores y enfermos crónicos”.

Molina, detalló que hay un esfuerzo institucional que ha tenido impacto en la salud de la población hondureña, esto ha contribuido en la eliminación de los casos de enfermedades prevenibles por vacunas como ser: la poliomielitis, ya que el último caso se registró en 1,989.

Indicó, que desde 1998 no hay sarampión en Honduras y se ha eliminado la enfermedad, sin embargo las coberturas de vacunación han disminuido debido a la pandemia y podrían registrarse casos nuevamente y esta enfermedad es altamente contagiosa que afecta a la población, pero más a los niños y mujeres embarazadas.

En 2020 se quedaron casi 40 mil niños menores de dos años que no recibieron su esquema completo de las vacunas, y esa es una amenaza, y no porque el país no tenga las dosis, sino que la población no las demanda.

El personal de Salud hizo un esfuerzo extraordinario, las auxiliares de enfermería y licenciadas buscando, a nivel nacional, a las personas que no llegan a los Centros de Salud por diferentes razones, hay una historia en el tema de las vacunas que ha impactado en el descenso de la morbilidad y mortalidad infantil y en general.

Riesgo inminente
“En este momento dadas las coberturas de 80 por ciento con las que finalizamos el 2020, pueden resurgir esas enfermedades en el país, a raíz de la pandemia del COVID-19 y podría enfrentar brotes de sarampión, casos de polio, de difteria y de tosferina”, dijo la jefa del PAI.

“Así que yo quisiera poner en contexto a la población hondureña, está bien estamos preocupados por la vacuna contra la COVID-19, pero la Secretaría de Salud está preocupada también por esas 20 vacunas que se aplican en la población que no está cubierta adecuadamente”, añadió la funcionaria.

Vacuna contra la COVID-19
Con respecto a la introducción de la vacuna contra la COVID-19 al país, la jefa del PAI detalló que se tiene un plan, ya que toda vacuna que va a venir al país debe hacerse bajo un proceso de planificación y de programación, no se improvisa.

Para introducir una vacuna se requieren al menos seis meses de planificación y en eso se ha venido trabajando, hay un equipo nacional que ha trabajado en el plan, pero no solo para tener un documento en papel sino para implementar todas esas acciones.

La doctora Molina, detalló que la población elegible para ser vacunada contra la COVID-19 en Honduras en 2021 es de 5, 700,985 personas, técnicamente no se puede inmunizar a todos los hondureños, y probablemente para 2022 se puedan vacunar a todos los habitantes en el caso que ya esté aprobada la vacuna para la población infantil y mujeres embarazadas.

La Secretaría de Salud tiene una programación de cuantos hondureños se vacunarán, de los que son elegibles contra la COVID-19, el primer grupo es de 1, 981,000 personas que se protegerán, a través de una donación del mecanismo COVAX –GAVI.

Estas dosis llegarán por lotes al país, ya que hay limitaciones mundiales para su producción, por lo que la vacuna tanto por compras bilaterales, por donación o través de compras oficiales que haga el Gobierno por medio de otros mecanismos llegarán en forma fraccionada.

Esto de acuerdo a la capacidad de producción, y si están precalificadas o no por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entonces se inmunizará a 1, 981,000 hondureños que requerían de dos dosis de vacunas sumando un total de casi cuatro millones de dosis.

Notificación
“Ayer 21 de enero el país recibió la notificación donde se espera que COVAX empiece a enviar las vacunas de donación y también de compra a partir de febrero y marzo”, enfatizó la jefa del PAI.

“Quiero ser clara, en el mes de febrero se está hablando de Pfizer COVAX y OMS para acelerar la introducción de la vacuna y que los países del mundo tengan acceso para proteger a trabajadores de Salud que están en primera línea, se ha dado la oportunidad a que los países apliquemos a una cantidad limitada de vacunas para proteger al 0.25 por ciento de la población”, expresó Molina.

El 0.25 por ciento de la población son 24,763 hondureños, si se multiplica por dos serían casi 50,000 dosis y de ser aprobada la propuesta que Honduras presentó.

Y es que hay requisitos que cumplir y no depende de Honduras ser elegible o no para el primer lote de vacunas de Pfizer, ya que será decidido por la OMS y de ser favorecido con esa primera donación no van a ser protegidos todos los trabajadores de Salud.

La vacuna de Pfizer requiere de un sistema de refrigeración de -70 y -90 grados centígrados, pero puede variar y eso es dependiendo de la capacidad del equipo.

Ingreso de la vacuna al país
La primera vacuna que se recibirá en donación, en el primer envío, es la de AstraZeneca, va a ser revisada por la OMS el ocho de febrero y es posible que sea aprobada para el uso de emergencia y se precalifique.

Y el otro mecanismo por el cual la Secretaría de Salud va a adquirir vacuna es por medio del fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a través de compra.

Presupuesto
En el presupuesto de 2021 se incluyó los fondos para la adquisición de cuatro millones más de dosis de vacunas para proteger a la población, por tanto Salud ha previsto en el plan a casi ocho millones de dosis para proteger en un esquema de dos dosis a casi cuatro millones de hondureños.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *