Una serie de trastornos de comportamiento presentan las y los menores de edad asociados al confinamiento por la Pandemia del Covid 19, reveló Lesby Aldana, psicóloga y coordinadora de programas técnicos de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia- DINAF.

La especialista explicó que, en este contexto, donde la población infantil representa el 7 por ciento de los casos de contagios por el virus, se suma a ello situaciones de carácter emocional y social que se desencadenan en depresión, estrés, ansiedad, apatía, trastornos alimenticios y de sueño, problemas de aprendizaje, entre otros.

Además, resulta difícil manejar las relaciones de convivencia en el hogar, por el largo tiempo de encierro al que se ven sometidas las familias y especialmente los niños y niñas, ya que se han visto limitados en sus espacios de recreación y socialización con otros menores de edad.

En consecuencia, Aldana recomienda a las madres, padres de familia o encargados del cuidado de las niñas y niños prestar atención a algunas sintomatologías asociadas con el mal comportamiento, cambios de carácter, emociones encontradas, problemas de concentración, dificultad para dormir o sueño recurrente durante todo el día.

“Estos son mensajes claros que las niñas y niños envían cuando tienen problemas emocionales o psicológicos a causa del confinamiento”, para ello es importante considerar espacios de recreación, respirar aire puro, tomar sol, compartir juegos en familia, apuntó.

En el caso de la población infantil menor de 4 años, la atención debe ser más especializada, ya que inician su autonomía, es decir, a tener interacción o relación con el resto de personas y de no tenerla, más adelante en la etapa de la adolescencia o adultez pueden presentar diversos conflictos de personalidad.

La especialista en psicología, subrayó sobre la importancia de manejar con prudencia por parte de los adultos el temor, la inseguridad e incertidumbre propios del contexto.

Ejemplificó, que para tener una convivencia sana que contribuya s su crecimiento emocional y físico es fundamental utilizar el refuerzo positivo en lugar del castigo para fortalecer determinadas conductas.

Los conflictos familiares, la falta de afecto, conductas de maltrato entre parejas e hijos, problemas emocionales, trastornos de adicción, escasa comunicación, son algunos factores que contribuyen a los entornos protectores de riego, señaló la especialista de la DINAF.

En virtud de lo anterior, la DINAF recomienda a los adultos trabajar en fortalecer los entornos protectores amistosos y seguros que garanticen el fortalecimiento de los lazos familiares entre adultos y niños.

Related Posts

  1. Verónica Torres says:

    Muy cierto, aún los adultos hemos sido afectados desde la llegada del cobid_19, y seguido el encierro total en nuestros hogares, hay que Propociarles a nuestros hijos un ambiente agradable en la casa, mostrarles más interés a sus inquietudes, compartir tiempo de calidad con ellos, que se sientan tranquilos, relajados que sean consientes de lo que pasa en el mundo, pero que no les afecte en ningún sentido , y para ello necesitan de nosotros los adultos, también es necesario vitaminarlos para mantener sus defensas al cien, no olvidemos que en el 2020, fueron mucha las personas que tomaron la trágica desicion de quitarse la vida estos, por la presión psicológica y que muchos no pueden soportar.

  2. Stefanie Figueroa says:

    El hecho de no poder salir nos ha afectado tanto a los adultos como los niños, pero los niños son más vulnerables, el hacer tareas, estudiar y recibir clases desde el hogar ha sido un reto para todos; en el caso de los niños es más complicado porque ellos necesitan despejar su mente, necesitan varios métodos para poder aprender desde casa. Los padres deberían en estos momentos dar mucho apoyo y tratar de manejar la situación de la mejor manera posible.

  3. Gimena Turcios says:

    El cambio de hábitos de todos los días hace un año nos vino a afectar a todo el mundo tanto como los niños, adultos y los ancianos. El covid19 vino a hacernos varios cambios a nuestras vidas, que incluso viene a afectar nuestra salud mental en el momento que no podemos salir a relajarnos como lo hacíamos en años anteriores, así que si se hiciera la oportunidad de poder salir ciertas horas al día para poder relajarnos o despejarnos la mente, eso haría que todos estuviéramos en gran paz mental.

  4. Si una situación como la que estamos pasando es difícil para un adulto, no se diga para un niño no es la forma mas común que crezcan en estas condiciones, porque los niños por lo generales son mas activos y les gusta jugar mucho así que para ellos esta siendo frustrante todo esto. Otra cosa es la supervivencia familiar si esta no es buena los niños crecen con problemas emocionales o incluso traumados así que me gustaría recomendarles a los padres que traten de pasar mas tiempo con sus hijos, aunque sea encerrados y ayudarlos con sus clases y demás cosas que ellos sientan que si importan y que esto va a terminar.

  5. Si bien sabemos desde la llegada del COVID-19 todo ha cambiado drásticamente, y con ello hemos cambiado psicológicamente y físicamente. Y entre ellos los más pequeños de la casa no se pueden quedar atrás y como explica la especialista deberías de tomar en cuenta todas las indicaciones para que los niños no se aburran, no tengan estrés, no sufran de cambios emocionales seguidamente, es por ello que hacer actividades de recreación mantendrá ocupada la mente de los pequeñines y no estarán muy expuestos a las consecuencias del confinamiento.

  6. Regina Raquel Sierra says:

    El confinamiento a causa de la pandemia prácticamente nos tomó por sorpresa, y así como el estar encerrados sin salir nos llega a afectar a nosotros imagínense a los niños, mas si estos no entienden bien el porque de este. Otra cosas es que no todos tienen un ambiente familiar muy sano, si a esto le sumamos que tendrán que permanecer todos en casa sin salir puede llegar a generar ansiedad.

    Es lo mismo que ocurre con las clases virtuales, algunos niños no cuentan con el equipo adecuado para recibirlas y se les complica llegando a crear en ellos molestias o disgustos.

  7. ANGIE ESTEFANI FLORES BARAHONA says:

    El confinamiento sin duda nos ha afectado a todos, pero más a los niños porque ellos son más débiles mentalmente.
    Lo mejor que los padres pueden hacer es tratar de tener actividades creativas con sus hijos, distraerlos para que no piensen tanto en el encierro y para que no sufran de estrés por las clases virtuales. Distraer a sus hijos para que los niños no se vean tan afectados por el encierro.

  8. Las secuelas que se vivirán en los próximos meses serán muy crueles, y que la pandemia no solo va a afectar las vías respiratorias, sino que la salud mental de los niños esta en juego.
    ¿Existe algún plan que pueda ayudar a superar estos trastornos?

  9. Kevin Noé Valladares Torres says:

    En esta situación que nos encontramos con respecto al Covid-19 y por el debido confinamiento se vuelve complicado el diario vivir de cada familia, el estar encerrados todo el tiempo afecta mucho , sobre todo a los más pequeños del hogar. Ya que se les evita poder interactuar con los demás niños, pueden sentirse presionados, molestos de estar todo el día recibiendo clases vía virtual sin poder salir a jugar, o a la costumbre de dormirse temprano ya que no tiene que levantarse para ir a la escuela; por lo que se acostumbran a una mala rutina diaria, a un desorden en general. Por eso es necesario que los mayores de la casa, los padres o hermanos mayores vean estos comportamientos y les ayuden a sentirse bien, que sepan que esto más tarde que temprano va a terminar, y que podrán volver a interactuar con los de su edad. Y como bien dice la nota, evitar regañarlos, estarles gritando por cualquier cosa, sino de apoyarlos si se equivocan, o si actúan de una forma extraña; jugar con ellos para que se despejen en sus cabezas por la situación actual, no hay mejor forma que eso.

  10. Ricardo Andino says:

    El confinamiento general dentro de los hogares, obligados por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 se puede considerar la experiencia más cercana que tendremos la mayoría de los ciudadanos de conocer cómo se vive un encarcelamiento, que desde el punto de vista biológico, sociológico y antropológico no es compatible con la salud mental humana.
    No es de extrañar que el efecto pueda ser más visibles en los niños, por su edad misma están ricos de curiosidad y sobrada energía para jugar, para conocer sus entorno, para explorar, para interrelacionarse con los demás niños de su comunidad… y a limitarles esto de forma estricta se puede prever un efecto negativo en su comportamiento.

  11. Evidemente el confinamiento a causa de la pandemia actual nos a afectado a toda la población en general en varios aspectos, entre ellos; problemas mentales, sin embargo, los niños son los más perjudicados, pues su estabilidad emocional recién se empieza a desarrollar e incluso varios niños de corta edad ni siquiera han pasado el proceso y un confinamiento no es lo ideal.
    Considero que el confinamiento le dificulta problemas que se verán reflejados en un posible futuro en cuanto a personalidad, pues no conocen la manera de interactuar hacías las demás personar, solamente teniendo conocimiento en la interacción principal del núcleo familiar, afectando las relaciones interpersonales.
    El estrés, ansiedad, mala alimentación, entre otras demencias pueden provocar un daño grave en el menor ya sea en este momento o en el futuro.
    Debemos estar atentos a nuestros hijos ya sea en forma física, así como emocionalmente y permanecer alertas a cualquier cambio de estabilidad mental.

  12. Cristhian J. Zuniga says:

    Es normal que pase esto ante la pandemia que estamos viviendo, quizá los que somos mayores entendemos un poco mas esta situación y no nos afecta este aspecto que es psicológico y si lo hace no es en gran medida como en los niños pequeños o en los adolescentes, nosotros tenemos una mayor capacidad de razonamiento, para nosotros es una medida de bioseguridad, quizá para los niños solo es un encierro total, muchos no entienden porque tienen que estar encerrados, tenemos que ver también como les afecta a ellos esta situación porque aunque parezca mentira esta situación también es difícil para ellos.
    Los niños se ven afectados al encierro con diferentes trastornos ya sea alimenticios, de sueño o incluso depresión, aunque sea difícil de creer los niños liberan estrés al ir a la escuela, compartir con sus compañeros, distraerse y jugar en la escuela, es la manera en que ellos liberan su energía, hay que recordar ellos tiene mas energía que nosotros y necesitan liberarla, por eso el trastorno de sueño porque ellos tienen mucha energía guardada dentro de ellos, el trastorno alimenticio por la situación de encierro y desesperación, el estrés porque ya vs de un año con esta situación, debemos entenderlos y tratar de crear actividades para ellos.

    Los padres deben buscar la manera de crear un ambiente en el hogar que distraiga a los niños y tratar de buscar la manera para explicarles porque estamos en esta situación y que debemos adaptarnos a ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *