Tegucigalpa. Francisco Morazán.El Ministerio Público presentó Recurso de Casación en contra del fallo absolutorio emitido el 15 de diciembre de 2020 a favor de 14 miembros de la ex junta directiva del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), acusados por una millonaria transferencia irregular de fondos entre regímenes a lo interno de esa institución.

Al Ente Acusador le causa extrañeza, sorpresa y está en total desacuerdo con el hecho que el Tribunal de Sentencia del Circuito Anticorrupción fundamentara dicha absolución argumentando que las ejecutorias de los imputados no son delito conforme al nuevo Código Penal, ya las conductas y el mal proceder de los imputados, aún en la legislación penal vigente, si constituye delito, independientemente que el nombre del tipo penal varié o sea subsumido en otra figura criminal.

Tal Recurso de Casación que se interpuso ante la Sala Penal, expone ampliamente la inconformidad de la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (UNAF) en el sentido que un mero formalismo o una valoración irracional no puede estar por encima de la imperante necesidad de una correcta aplicación de la justicia, sobre todo, habiéndose dejado claro a lo largo del juicio que la reclasificación del delito de prevaricato administrativo (del nuevo Código Penal) si cumplía con la imputación inicial de delito contra la administración de fondos públicos y privados de jubilaciones y pensiones (del Código Penal abrogado), igual es el caso del delito de violación de los deberes de los funcionarios.

A criterio del Ministerio Público no se pueden desconocer 35 medios de prueba evacuados y que demostraban la comisión de hechos penales, por tecnicismos atribuidos al nuevo Código Penal, del cual como institución no se tiene parte, pero que lamentablemente genera impunidad en el caso particular.

Según las investigaciones de la UNAF, la ex junta directiva movió más de 600 millones de lempiras del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) al régimen de Enfermedad y Maternidad (EM), así como consolidó como deuda más de 900 millones de lempiras, acciones prohibidas por el artículo 58 de la Ley del Seguro Social, así como por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), y que causaron un perjuicio económico a los derechohabientes, ya que se desestabilizó la cobertura y se pusieron en riesgo las necesidades de los pensionados.

Al final, con el Recurso de Casación, trabajado por la Fiscalía Especial de Impugnaciones, se busca que en contra de los 14 exdirectivos del IHSS se aplique la ley; que prevalezca la legalidad.

Related Posts

  1. ANA GABRIELA ESTRADA RIVERA says:

    Que lastima que las leyes que hoy en dia se crean en el pais sirvan para ayudar a los corruptos y liberarlos de pagar la condena que deberían estar pagando por el mal manejo que le dan a las instituciones donde se encuentran liderando, donde queda realmente eso de que las leyes deben de hacer justicia si al contrario terminan dándole la libertad a los ladrones mas grandes del pais, porque seamos sinceros esta ley que se aprobó y que ahora puede ser usada solo beneficia a las personas con poder y de alto cuello en el pais y para eso fue creada, ya que las personas humildes y honradas de el pais jamás una ley los beneficiara de esta manera a ellos si los dejan que se hundan y siendo inocentes en cambio los ladrones de saco y corbata ni siquiera llegan a pisar lo que es una cárcel o una celda, da tristesa y pena realmente que ni las leyes en nuestro pais hoy en dia hagan justicia.

    Por cosas como estas es que la población a dejado de creer en las autoridades competentes y ahora muchos por eso deciden tomar la justicia por sus manos cosa que no es correcta, pero que lastimosamente se ha vivido en lagunas ocasiones en el pais.

  2. Monica Reyes says:

    Estas son las formas mas descaradas de poder encubrir las fechorías de los corruptos que se aprovechan en nuestro país, pero muchas veces se encarcela al inocente o al a los carretas de bandas ilicitas a que paguen mas por el delito, que ellos por ser los verdaderos ladrones.

  3. Isabela García says:

    A mí, a decir verdad, no me sorprende. Quienes vivimos en Honduras, y estamos conscientes de la crisis institucional que atraviesa el país, sabemos en provecho de quiénes funciona el sistema judicial del país. En Honduras se castiga al inocente, y se aguanta al cruel. Sin embargo, no podemos dejar de manifestarnos, y exigir justicia. Aunque la decepción y la desconfianza imperan en nuestra gente, no podemos permitir que desaparezca la sed de justicia.

  4. Kimberly Barahona says:

    Estos sigue y va seguir en la historia, es vergonzoso y da hasta lastima, tantas personas que han muerto en IHSS, las autoridades que anteriormente administraban no tendrán ese castigo que muchos desearíamos, y es que el que asiste a estos centros no es que tengan dinero, es simplemente necesidad. Pedir justicia ya esta demás, y es algo que no sera así, ya sabemos como es la justicia en nuestro país.

  5. Natalie Flores says:

    El tema del saqueo del seguro duele no solo por el hecho de que dañaron a esta institución sino que también duele porque quienes cometieron este robo se han burlado en nuestras caras y no hemos podido hacer nada ante eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *